La nutrición en el deporte de élite

La nutrición en el deporte de élite

La nutrición juega un papel fundamental en los deportes de élite.

Cada uno tiene unos objetivos a la hora de entrenar, hay quien busca ser un deportista de élite. Para alcanzar esta ambiciosa meta hay que recorrer un largo camino compuesto por diferentes factores y niveles. La perseverancia y la rutina tienen mucho que decir en este aspecto, además de dar el máximo en cada prueba para llegar a ese nivel tan alto. Además, la nutrición en el deporte de élite es también esencial.

Acompañar los entrenamientos de una alimentación propicia puede marcar la diferencia. Pero, ¿quién no se ha preguntado qué comen los deportistas de élite? ¿En qué consiste su dieta? En primer lugar, debemos tener en cuenta que la alimentación varía mucho en función de la persona y el deporte o disciplina que se practique. Por lo tanto, es esencial acudir a un nutricionista profesional antes de empezar una dieta, para personalizar al máximo las cantidades y comidas obteniendo los mejores resultados posibles.

Pero en términos generales…

¿Cuántas comidas hace un deportista de élite?

Existen muchas teorías sobre cuantas veces debemos comer a lo largo del día. En el caso de los deportistas, como decíamos, es algo muy subjetivo. Por lo general, lo ideal sería realizar 5-6 comidas en una jornada, incluyendo:

  • Desayuno: la primera comida del día es esencial. En ella podremos incluir cereales, proteínas y alternar con vegetales, frutas o frutos secos, para empezar con energía.

  • Mediodía: un deportista de élite en este momento del día ya habrá realizado un primer entrenamiento. Después del mismo algo de fruta y un batido suponen un tentempié de media mañana perfecto.

  • Comida: llegó el momento más importante, la comida más completa. Como idea de almuerzo podemos alternar crema de verduras o vegetales con atún o jamón y carne o pescado en combinación con pasta o arroz, terminando con un yogur o fruta.

  • Merienda: es importante reponer fuerzas a media tarde con algo de fruta, frutos secos o una tostada de pan integral.

  • Cena: antes de terminar el día, debemos comer bien, un filete de pollo o pescado, sumado a una ensalada puede ser el broche definitivo a la jornada.

Esta sería una rápida aproximación de las comidas que puede llevar a cabo un deportista de élite. Como decíamos, esta rutina puede variar en función del perfil del atleta y de sus hábitos y gustos.

Hábitos de nutrición en el deporte de élite

Tal y como hemos podido ver, se puede construir una dieta para deportistas de élite en base a una serie de alimentos:

  • Cereales y avena

  • Carne, pollo y pescado

  • Huevos

  • Fruta y verdura

  • Frutos secos

Sin embargo, para concluir, no solo es importante qué se come y cuántas comidas se hacen al día, cómo se cocina es otro factor a tener en cuenta. El objetivo de este tipo de dietas es eliminar las grasas, por eso es bastante común buscar vías para cocinar sin aceites o disminuir al máximo las cantidades del mismo. Con este objetivo, las ensaladas, los horneados, hervidos, estofados y alimentos a la plancha son muy populares.

En este post hemos recogido los principales factores a tener en cuenta en la nutrición en el deporte de élite. No obstante, para llevar a cabo tu dieta personal, te recomendamos que cuentes con un nutricionista profesional. Pide consejo ya en 9Fitness.

ENTRENA EN PAREJA

CON ESTA OFERTA EXCLUSIVA