Mejora tu rutina de pectorales

Mejora tu rutina de pectorales

Si eres de los que da importancia a los ejercicios de pecho, en este post te damos algunas claves para mejorar tu rutina de pectorales ¡Atento!

Los pectorales son uno de los focos principales a la hora de llevar a cabo el entrenamiento. Es totalmente normal, ya que ejercitar el pecho tiene muchas consecuencias positivas, tanto para hombres como para mujeres. Es un músculo que, si se entrena correctamente, además de favorecer un físico más bonito, es muy útil para ejercitar otros músculos como los hombros, bíceps o los tríceps. Evidentemente, incluir el pecho en tu circuito, mejorará tu entrenamiento, pero hay que hacer estos ejercicios adecuadamente. A continuación, te damos unas pautas para mejorar tu rutina de pectorales.

Flexiones

Uno de los ejercicios más básicos para ejercitar el pecho son las flexiones. En su versión más simple, las flexiones consisten en apoyar las palmas de las manos en el suelo y levantar el cuerpo, trabajando con el peso propio. Las flexiones trabajan el pectoral, pero también ejercitan los deltoides y los tríceps.

Se trata de un ejercicio algo sencillo, pero se puede complementar de muchas maneras. Por ejemplo, variando la colocación de las manos, acercándolas más entre sí o situándolas en una posición más arqueada. También se puede añadir peso externo a las flexiones, bien utilizando mancuernas o colocando un disco sobre la espalda. Recuerda, en las flexiones es necesario mantener el cuerpo recto siempre.

Press Banca

El Press Banca es uno de los ejercicios de pectorales más popular. La dinámica es sencilla, el cuerpo permanece recostado, generalmente en horizontal sobre un banco y con los brazos erguidos se levanta peso libre. Este tipo de ejercicio es muy beneficioso ya que más allá de incidir sobre el pecho, también trabaja otros músculos.

Las diferentes variedades de Press Banca modifican el peso que se levanta y la posición de la espalda. La más habitual es con la espalda en horizontal y trabajando con una barra, a la que se le pueden añadir platos. De esta manera harás fuerza en tu pectoral. Con la espalda algo inclinada, 45º por ejemplo, y sosteniendo un par de mancuernas se puede hacer otro tipo de ejercicio. También podemos buscar un banco declinado, con la espalda inclinada hacia atrás, que permite una ejercitación distinta.

Mancuernas

Las mancuernas son muy útiles a la hora de hacer entrenamiento de pecho. El ejercicio más básico sería con el cuerpo recostado y las mancuernas por encima del cuerpo. Dependiendo de la posición de los brazos, si por ejemplo abrimos y cerramos o bien subimos y bajamos, se ejercitarán los pectorales de una manera u otra.

Según se vaya aumentando la resistencia y los pectorales estén más fortalecidos, se puede aumentar el peso de las mancuernas y también el número de repeticiones. Gracias a las mancuernas podrás darles más caña a los pectorales con fondos, combinando diferentes ejercicios.

Cables

Atento porque en este tipo de ejercicios para empezar, y sobre todo a la hora de calentar, se pueden utilizar cintas elásticas o bandas de resistencia. Sin embargo, los cables o poleas nos darán una tensión mayor, favoreciendo un ejercicio más completo del pectoral. Es imprescindible encontrarse en un espacio habilitado para este ejercicio.

Los cables permiten trabajar con los dos brazos a la vez, a modo de aleteo. La posición debe ser con una pierna ligeramente adelantada y flexionada. Intercambia que pierna se reclinan para incidir en otras zonas. También puedes llevar a cabo el ejercicio primero con un brazo, luego con otro o intercalar las dos.

Peck deck

Con un efecto muy similar a los ejercicios de pectoral con cable, terminamos hablando del Peck Deck. Este tipo de entrenamiento es idóneo para los que están empezando y, además, al ser en una máquina favorece el mantenimiento de una postura adecuada. Es cierto que no estimula otros músculos, pero es muy eficaz a la hora de trabajar el pecho.

Hablamos de una buena máquina para principiantes ya que para comenzar no requiere una masa muscular muy elevada, al contrario que en el resto de ejercicios que hemos tratado anteriormente. Además, un punto a favor, es que no se tiende a hacer posturas forzadas, es más cómodo.

Si buscas mejorar tu rutina de pectorales, en cualquiera de los centros de 9Fitness encontrarás la maquinaria necesaria para conseguir tus objetivos. Además, nuestro equipo de entrenadores personales te ayudará a alcanzar tus metas y hacer los ejercicios adecuadamente ¿A qué esperas?

ENTRENA EN PAREJA

CON ESTA OFERTA EXCLUSIVA